cerrajeros majadahonda blog

Qué tipos de cerraduras existen

Conoce los tipos de cerraduras que podemos usar

Usamos mecanismos de seguridad en nuestros hogares u oficinas con la finalidad de salvaguardar bienes, activos, y sobre todo, a quienes habitan o trabajan en el espacio.

Para ello necesitamos los elementos necesarios de protección, una cerradura es más que un mecanismo, este dispositivo es un elemento de seguridad, que debe asegurarse que cumpla con los requerimientos necesarios para cumplir con su labor: ser guardián de un recinto.

La variedad de cerrojos que existe en el mercado es bastante amplia. Desde las tradicionales, hasta las más modernas que funcionan con mecanismos electrónicos o digitales. Al momento de decidir, los puntos más importantes para tomar la decisión serán la necesidad del comprador, y el grado de seguridad que considera que necesita.

A continuación, detallaremos algunos conceptos básicos de nuestros cerrajeros que serán de ayuda en la toma de decisión al momento de adquirir una cerradura, los cuales variarán según la necesidad, estética o practicidad.

Tipos de cerraduras

Cerramientos cilíndricos

Este tipo de mecanismo de seguridad es el más común, y uno de los que usualmente usamos para protección de puertas de entrada de hogares o locales comerciales. Está integrado por un corazón con forma cilíndrico al cual regularmente se le conoce con el nombre de bombín de pera o perfil europeo, y es en este dispositivo donde introducimos la llave para apertura de dispositivos.

Cerrojos de sobreponer

Como lo indica su nombre, este tipo de cerradura tiene un método de instalación particular, y es que la misma se instala sobre la puerta y queda expuesta, por lo cual su seguridad es un poco más delicada, y es más vulnerable a las manipulaciones por parte de terceros.

Para elegir este tipo de cerrojo, debe tomarse en consideración el tipo de ambiente donde se colocará, ya que de ello dependerá la elección del material que se elija para el pasador. Asimismo, si se trata de un sitio con condiciones extremas o exteriores, expuestas al sol o a temperaturas cambiantes, debe seleccionarse un cerrojo apto para tolerar este tipo de inclemencias.

Cerrojos de embutir

Este modelo de cerradura es ideal para puertas interiores, y es uno de los más empleados por cerrajeros profesionales. Este mecanismo funciona a través de una manija giratoria que al activarse retrae un pestillo, y estos pueden emplearse a través de llaves o sin ella (con mecanismos alternativos).

Cerrojos tubulares

Este tipo de cerradura es ideal para cuartos de baño y habitaciones, ya que se activa a través de un botón interno que cierra la puerta desde dentro, impidiendo a quienes están fuera de la habitación acceder al interior.

No es recomendable en caso de contar con niños en la vivienda, ya que los mismos pueden encerrarse de manera involuntaria en alguna habitación y crear situaciones incomodas en el hogar.

Cerraduras digitales

Actualmente en esta era moderna, todo se mueve a través de la tecnología y el área digital, los cerrojos no escapan de esta tendencia. Y es que en el sector seguridad, los cerrojos han avanzado de manera brutal de la mano de la mano de la tecnología, desarrollando cerraduras con dispositivos internos tan avanzados que pueden inclusive funcionar vía wifi, estar interconectados con detectores de movimiento, y avisar al propietario, a la policía, o a empresas de seguridad, antes de que la misma sea manipulada por terceros.

Más información